A menudo se dice que tener amistades o familia cerca es bueno para nuestra salud. Ser parte activa de una comunidad — reír, hablar y el tener motivos para salir e interactuar con los demás — pueden ser efectos secundarios positivos del apoyo social. Sin embargo, los beneficios son más grandes de lo que uno podría pensar.

El apoyo de compañeros continuo de personas con antecedentes o experiencias similares es una parte clave del manejo de la salud. A diferencia de muchos trabajadores de la salud, los compañeros se encuentran en una posición única porque a menudo comparten conocimientos y experiencias sobre una condición de salud o diagnóstico. Este apoyo es particularmente útil para ayudar a quienes manejan enfermedades crónicas como la diabetes y los trastornos de salud mental.

¿Qué hace un trabajador de apoyo de compañeros?

El apoyo de compañeros puede ayudar a través de cuatro funciones claves:

Asistencia en el manejo diario — Aquellos con una condición similar pueden tener conocimientos útiles que han obtenido de sus propias experiencias. Por ejemplo, las personas que viven con diabetes pueden tener conocimientos útiles sobre qué comer, mantener la actividad física o tomar medicamentos con regularidad.

Apoyo social y emocional — Los miembros de una comunidad que han vivido experiencias de vida similares pueden ser particularmente buenos para comprender los desafíos cotidianos. Esto puede conducir a una mejor escucha empática y aliento. Este tipo de apoyo puede ayudar a las personas a hacer frente a las barreras sociales o emocionales y a mantenerse motivadas para alcanzar sus metas.

Vínculos con la atención clínica y los recursos comunitarios — Los compañeros de apoyo pueden conectar a individuos y profesionales de la salud y alentarlos a buscar asesoramiento o tratamientos clínicos cuando sea apropiado. También pueden ayudar a identificar recursos clave en la comunidad, como dónde comprar alimentos más saludables o buenos lugares o maneras de estar físicamente activo.

Apoyo continuo, prolongado por tiempo extra — Los compañeros de apoyo mantienen con éxito a las personas comprometidas al proporcionar un seguimiento proactivo, flexible y continuo a largo plazo.

¿Cómo es el apoyo de compañeros?

El apoyo de compañeros puede tomar muchas formas. Puede ser a través de Internet en grupos de apoyo comunitario o con enfoque más individual a través de llamadas telefónicas o mensajes de texto. El apoyo en persona puede ser aún mejor con cosas como visitas domiciliarias, salir a caminar o ir de compras juntos. Sin importar que forma tome, el apoyo de compañeros puede mejorar la eficacia de otros servicios de atención de salud al crear ese apoyo emocional, social y cotidiano que ayuda a controlar una enfermedad o mantenerse saludable. Comuníquese con miembros de su comunidad y proveedores médicos para conocer las diferentes formas en que puede mejorar su acceso al apoyo de compañeros y conectarse con otros en su comunidad.

Lea más en: peersforprogress.org/resource-guide/define-peer-support